La Carta a los Reyes Magos


Alfa Omega Psicología, Mallorca. Carta a los Reyes Magos

Por definición, una carta entre personas no tendría que dar cabida a muchas pautas puesto que es una cosa personal. Lo que si parece dar cabida a pautas y consejos de profesionales que están en contacto con los niños es como se tiene que actuar después de la carta en cuestión y, por eso, con este artículo intentamos poner nuestro granito de arena cohesionando el proceso y partiendo de la premisa de que las persones adultas somos simples intermediarias entre la ilusión de los pequeños y la capacidad limitada de la magia de los Reyes Magos de Oriente.
Hemos estructurado la reflexión en tres grandes bloques;

1. RECONVERTIR LA TAREA EN PROCESO A COMPARTIR

Entender y aprovechar el momento de pensar y redactar la carta a Ses Majestades de Oriente como mucho más que el “momento de realizar una tarea”. Por un lado porque no se tiene que reducir en un momento, sino que,  es muy recomendable que sea todo un proceso por el cual el niño empieza pensando que le gustaría (tener, que nos pasara, hacer, descubrir, regalar, aprender…) casi sin ningún límite más que el que él/ella mismo/a se ponga y, despacio,  lo ayudaremos a dar forma a estos deseos para poderlos acabar convirtiendo en la carta más ilusionante del año. Si se entiende así, el propio proceso acontece un regalo en sí mismo.

 

2. RECONVERTIR EL LISTADO EN LA PROPIA HISTORIA

Es importante el hecho de no entender la carta como un listado de cosas del estilo “lista de la compra”. La carta es el único medio de comunicación con los Reyes y el más habitual es que esta comunicación se realice una sola vez al año. Será un buen momento para mirar atrás y explicar a los Reyes Magos  todo aquello que el niño encuentre que es importante que sepan de él/ella mismo/a.

Cuánta más información sobre él/ella mismo/a tengan, más probable será que acierten con el que decidan regalarle.  No sólo este tiene que ser el objetivo sino que, durante el proceso, el niño recuerda las experiencias vividas durante el año, planifica los avances para el cercano… se conoce, se analiza y se proyecta de cara a personas que no conoce y que sabe que no lo juzgarán.

 

3. ¿QUÉ REGALAMOS?

¿Cuántos regalos? ¿Juegos o juguetes? ¿Nuevas teconologíes? Se admiten peticiones sobre juguetes bélicas?
Son infinitas las preguntas que, cuando se acercan estas fechas, se plantean relacionadas con los contenidos de los regalos y, el cierto es que no hay una respuesta correcta dado que, evidentemente, el contexto no es siempre el mismo. Lo que si parece generalizado es que:

• Un número demasiado elevado de regalos es negativo. (La capacidad perceptiva es limitadas. Además, cantidades exageradas devalúan el valor otorgado y, por lo tanto, la idea de “cuántos más, mejor” es errónea).
Los aparatos tecnológicos no son nocivos per se, la pregunta a hacerse, realmente, es. ¿estoy dispuesto o dispuesta a supervisar el uso de X, a no ceder ante pataletas ni súplicas y a no usarla como entretenimiento por los niños cuando yo necesite tiempos para dedicarlo a otra cosa? Si la respuesta es si, adelante. Si la respuesta es no, tal vez es mejor decidirse por una alternativa que no precise tanta supervisión.
Cuántas menos cosas hace el juguete, más cosas hace el cerebro. Sobretodo en edades tempranas, esta es una máxima que es muy recomendable para potenciar  la imaginación y la creatividad.

Para dar forma a lo que hemos explicado hasta ahora y, a la vez, facilitar a las familias la integración de los diferentes aspectos de los que hemos hablado, hemos encargado a Maymes creacions  que convirtieran nuestras ideas en una realidad.  Han convertido unas indicaciones en un lienzo sobre el que los niños y las niñas disfrutarán de escribir y dibujar su propia historia.


Descarga los recursos en Maymes creacions

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*