La publicidad en el deporte, ¿oportunidad o peligro?


Este artículo invita a la reflexión sobre la publicidad en el deporte a través de los medios de comunicación. Vivimos en un mundo digital y global, y eso provoca una cantidad ingente de información que nos bombardea por todos los medios. Nuestros teléfonos, tablets, redes sociales… nos enseñan “lo que queremos ver”, en función de nuestras búsquedas. No obstante, sigue habiendo medios por los que se da una información general, para todos los usuarios. La televisión y la radio son estos medios generalistas, que intentan “vender” un producto mientras vemos un evento deportivo, por ejemplo.

Desde hace unos años, ya no se publicita en este ámbito ni tabaco ni bebidas alcohólicas. Fomentar hábitos saludables se ha convertido en un eje fundamental para eliminar estas dos temáticas. No obstante, proliferan de forma exponencial la publicidad de casas de apuestas o juegos de azar. Esta publicidad fomenta un tipo de conductas que son potencialmente adictivas. La inmediatez, el supuesto conocimiento (“yo controlo”) y la facilidad de acceso son algunos factores determinantes para crear personas con adicción al juego. Estos factores son los que precisamente se destacan en la publicidad de las apuestas deportivas, a pesar de que también se da una leve recomendación de “jugar con responsabilidad”.

En otro artículo hablábamos del control que ejerce el juego sobre la conducta. Intuitivamente las personas tenemos poco conocimiento de los componentes de las conductas adictivas, y esta es la razón por la cual el mensaje de la responsabilidad no llega a todo el público.

¿Qué hacemos ahora?

El volumen de negocio de las casas de apuestas deportivas es muy alto y no parece haber tocado techo. La responsabilidad en la publicidad no ha de basarse en una simple frase. La publicidad puede ser una oportunidad inmejorable para el fomento de la salud si se usa (también) como elemento preventivo. Por supuesto, esta prevención no sólo debe llevarse a cabo en la publicidad, sino también a través de acciones durante los eventos deportivos.

Concienciar al público general del peligro que pueden generar los juegos de azar es una tarea conjunta de Administración, profesionales, agentes deportivos y personas que han sufrido adicción. De lo contrario, podemos encontrarnos con más historias como las de Miguel Ángel. Se trata de historias desgarradoras que no deberían suceder en la sociedad de la información.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*